Nuevos documentos comprometen a China y al laboratorio de Wuhan

Actualidad 27 de abril de 2021 Por Redacción
Se encontró información que prueba el vínculo entre científicos civiles y militares con el laboratorio de Wuhan, pese a que el gobierno chino siempre desmintió esa relación. Varios países del mundo, sobre todo occidentales, apuntan contra la poca transparencia de China para investigar.
f848x477-52232_110035_5634

Según informó el portal MDZ ON LINE, el Instituto de Virología de Wuhan estuvo involucrado en un proyecto de detección de virus de origen animal dirigido por científicos civiles y militares, pese a que el régimen chino negara tales vínculos. Este laboratorio es señalado actualmente y por varios expertos como el lugar donde podría haberse originado el nuevo coronavirus y del que todavía no hay certezas sobre su origen.

Como principal prueba de la relación que existió entre el Gobierno chino y el laboratorio de Wuhan es la participación del coronel Cao Wuchun, un alto oficial del ejército y asesor del gobierno sobre bioterrorismo, en un programa denominado “Descubrimiento de patógenos transportados por animales salvajes”, el cual fue lanzado en el 2012 y se desarrollaba en el Instituto de Virología de Wuhan.

Tenía el objetivo de encontrar y clasificar patógenos que pudieran infectar a los humanos e investigar su evolución, según unos documentos obtenidos por el diario británico The Mail on Sunday y a los que accedió Infobae.

A su vez, el proyecto fue dirigido ni más ni menos que por Xu Jianguo, quien luego fue uno de los encargados de realizar las investigaciones en Wuhan para determinar qué tan peligroso era el nuevo virus y que origen tenía, si natural o artificial. Así, fue el científico que encabezó el primer grupo de expertos que investigó la aparición del SARS-CoV-2 en diciembre de 2019.

“Esta epidemia es limitada y terminará si no hay nuevos casos la próxima semana”, había dicho Jianguo.
Otra de las integrantes del proyecto que buscaba virus de origen animal era la misma directora del Instituto de Virología de Wuhan, Shi Zhengli, quien curiosamente era conocida por su mote de "mujer murciélago", por sus constantes viajes. 

Ahora bien, con esta relación tripartita entre Cao, el alto oficial del ejército; Xu Jianguo, director del proyecto; y Shi Zhengli, directora del laboratorio, por lo menos la relación entre el Gobierno chino y el laboratorio ya estaría probada. Sin embargo, desde las arcas oficiales se ha negado categóricamente la ahora comprobada relación.

Otros datos
Algunos de los datos o puntos polémicos es que el laboratorio de Wuhan, por ejemplo, desconectó su base de datos de muestras de virus justo en septiembre de 2019, solo unas semanas antes de que estallaran los casos de covid en la ciudad.

Luego de que la Organización Mundial de la Salud enviara a una comitiva de expertos para investigar en Wuhan los orígenes del virus, y que ésta regresara, tal como afirmó la entidad, con una gran falta de datos rigurosos, varios gobiernos del mundo, como Gran Bretaña, Estados Unidos y otros, criticaron a Beijing por negarse a compartir datos y muestras clave tras las dudas dejadas por un estudio conjunto.

Queda despejada la duda de que el Gobierno de China mintió al negar una relación oficial con el Labortario. Queda, por otro lado, la sospecha de por qué querían evitar que se conociera esa relación. 

Tal como cita Infobae, “Los chinos han dejado en claro que ven la biotecnología como una gran parte del futuro de la guerra híbrida. La gran pregunta es si su trabajo en estos campos es ofensivo o defensivo“, según las palabras David Asher, un experto en proliferación biológica, química y nuclear, que dirigió las investigaciones del Departamento de Estado sobre los orígenes de Covid-19.

FUENTE: MDZ ON LINE