¿No deberíamos cuidar más la figura de los maestros?

Opinión 02 de diciembre de 2020 Por Gustavo Iaies para Infobae
Mientras el gremio CTERA rechaza la vuelta a las aulas, docentes de la organización estuvieron en la despedida de Diego Maradona

Militantes de CTERA asistieron el jueves a la ceremonia de homenaje a Diego Armando Maradona en la Casa Rosada. Fueron con banderas que simbolizaban la presencia de la organización.

¿Qué me generaron las banderas de CTERA en un evento de este tipo? En principio, me parece justificado que algunos docentes militantes quisieran ir a despedir a Diego. Muy respetable.

Quizás el problema es que lo hagan en nombre de la CTERA, que incluyan a todos los docentes que reúne la organización participando de un evento de estas características, y que deterioren la figura de los docentes participando de una manifestación que no tiene que ver con sus obligaciones directamente, cuando la organización se niega a cumplir con la tarea que realmente debería estar cumpliendo.

TE PUEDE INTERESAR

MG_7744-700x488-1Realizan la campaña “Mendoza elige Saber” en contexto de COVID-19

¿Los maestros deben tomar posición en un tema de este tipo? ¿La CTERA no debería cuidar más su imagen como organización? ¿No es la figura del docente una figura que debe ser cuidada? ¿No se apropiaron de una identidad sin ningún derecho?

Docentes de Ute-Ctera concurrieron a la despedida de Diego MaradonaEn medio de la crisis de la cuarentena hay muchos símbolos o instituciones que deberíamos proteger, cuidar como referentes de identidad. Y creo que ayer no se cuidó a los docentes de nuestro país.

Estamos en medio de la cuarentena con docentes que acompañan ese proceso más allá de los derroteros de las decisiones oficiales. Esos docentes deben ayudarnos a remontar un año de mucha pérdida para los chicos.

TE PUEDE INTERESAR

GUJ6QUFEPFHQLEGYBMK25V2AQ4Relatos salvajes de una sociedad enferma

Es probable que hayamos llegado a un tiempo que requiere cuidar mucho la imagen de los maestros y de la gesta que muchos de ellos están haciendo. Debemos respetar el esfuerzo de haber construido una estrategia educativa sin apoyos, sin aportes de los ministerios, con el esfuerzo de ellos, de los chicos y de sus madres, en muchos casos.

Cada uno puede homenajear a quién quiere, puede honrar los símbolos que le resulten significativos, pero evitemos que el gusto de cada uno le haga daño a la escuela, al aprendizaje de los chicos como símbolo, al esfuerzo que la escuela debe hacer en este momento del país, como símbolos de lo que debe venir. Necesitamos respetar mucho más la tarea de la institución escolar, de la educación que genera, del proceso de mejora de nuestros chicos.

Es hora de ser más cuidadosos con los símbolos, de respetarlos más allá de los afectos de cada uno. Hay que llenar de sentido a la escuela, a sus prácticas, a sus docentes y alumnos. La Argentina debe emprender un desafío que no admite posiciones divididas, individuales, que nos necesita a todos.

El autor es especialista en educación y director del Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP)

FUENTE: INFOBAE