¿Qué conexión de internet conviene más: simétrica o asimétrica?

Tecnología 31 de agosto de 2020 Por Redacción
conexion-internet-fibra-simetrica (1)

¿Habías escuchado alguna vez este tipo de términos para referirnos a una conexión a internet? En esta nota publicada por Econectia te contamos las diferencias entre una conexión a internet simétrica y una conexión asimétrica y cómo saber cuál es la que te conviene para tu empresa u hogar. Tomá nota porque es probable que el tipo de conexión que contrates condicione la productividad de tu negocio. 

Diferencias entre conexión a internet simétrica y asimétrica

Una conexión simétrica es la que tiene capacidad de enviar y recibir información al mismo tiempo y a la misma velocidad sin afectar a la eficacia de la señal de conexión. Tanto la descarga como la subida de datos se realizan a la misma velocidad, sin interferir entre ellas. 

Muchos servicios de internet ofrecen conexiones asimétricas, lo cual permite una gran capacidad de descarga de datos pero la velocidad de subida es mucho más limitada. Por ejemplo, si tienes contratado un servicio de internet de 100 Mb/s, es más que probable que ese dato sólo se refiera a la velocidad de descarga y que apenas un 10% de esa velocidad esté destinada a la subida de datos. 

Las conexiones asimétricas son las más tradicionales porque la actividad de los usuarios normalmente se centra en la descarga de datos. Un usuario particular, por regla general, consume mucha más información de la que produce y sube a internet.

¿Me conviene una conexión a internet simétrica?

Una conexión a internet simétrica es aconsejable para la mayoría de empresas y profesionales o particulares que se dediquen a la creación de contenidos. Si subís vídeos a YouTube u otras plataformas, si emitís en streaming, si necesitás una buena calidad de vídeo para conferencias o en definitiva si enviás o intercambiás un gran volumen de información a través de internet, siempre será más recomendable la conexión simétrica.

Las conexiones asimétricas son para usos domésticos, donde en raras ocasiones se produce una subida y descarga de información simultánea. Para consumir contenidos e información, es más que suficiente este tipo de conexión, donde la principal ventaja radica en un coste del servicio inferior.

¿Qué tipo de usuario sos?

Todo depende del uso que hagas de internet. Para ello hacemos dos distinciones entre tipos de usuarios:

Los usuarios “espectadores” son aquellos que consumen gran cantidad de información, que realizan búsquedas, leen artículos, ven películas o series y a parte de intercambiar alguna que otra foto con familiares o amigos, no suben mucho contenido a la nube y si lo hacen es muy esporádicamente.

Los usuarios “productores” son los que utilizan internet como una herramienta de trabajo o difusión. Además de las empresas, pueden ser usuarios que necesiten realizar videoconferencias a menudo, que envían archivos pesados, que suben vídeos o los envían a través de internet, son aquellos que realizan streamings en directo o también los que juegan online y necesitan una velocidad de respuesta rápida.

Con esto llegamos a una conclusión muy sencilla, si sos un usuario ‘espectador’ y tu actividad en internet se centra en el consumo y consulta de información (descarga de datos), tenés que contratar un servicio de conexión asimétrica y no tendrás ningún problema.

Si por el contrario sos un usuario ‘productor’ necesitas una buena velocidad de subida de datos, para transferir archivos pesados (por ejemplo vídeos en alta calidad) lo más conveniente es una conexión a internet simétrica.

FUENTE: ECONECTIA

Te puede interesar