Perrito atrapado en una jaula movía su cola suplicando ayuda a todo el que pasaba

Mascotas 19 de julio de 2020 Por PAULA QUINTERO PARA NOTAS DE MASCOTAS
Pip tuvo que permanecer encerrado en una jaula durante años, pero una organización de rescate cambió para siempre el rumbo de su vida y ahora se encuentra bajo el cuidado de una amorosa familia.
Perrito-atrapado-en-una-jaula-suplicaba-ayuda

Pip siempre se ha caracterizado por ser muy adorable a pesar del triste pasado que vivió. Quienes eran sus familiares decidieron dejar al perrito atrapado en una jaula sucia prácticamente durante toda su vida, sin recibir atención o compañía.

Cuando los trabajadores de campo de la organización PETA se enteraron de la historia de éste perrito, quien además es sordo, decidieron ir a visitarlo regularmente para ver su estado de salud; brindándole alimento, agua, golosinas, juguetes y un lugar donde descansar.

La organización le solicitó a los padres de Pip que le permitieran vivir en el interior de una casa dignamente con una familia que le ofreciera la atención necesaria. Finalmente accedieron a esta petición.

Según PETA, Pip era muy amable y tenía mucho amor para dar, lamentablemente su familia en ese entonces no valoraba su cariño; ellos simplemente fingían que no existía.

Cuando el perrito atrapado sentía que alguien se interesaba en lo más mínimo por él, no podía contener su emoción, meneaba la cola, y saltaba dentro de la jaula intentando jugar.

Por fortuna, cuando los trabajadores de PETA lograron sacarlo de ese lugar, su vida cambió para siempre.

El maravilloso momento de liberación para este perro fue captado a través de un vídeo que se ha difundido en redes sociales conmoviendo a cientos de personas

Allí se puede ver a Pip corriendo en la jaula y saltando sin parar. Cuando la voluntaria de PETA se acercó, inmediatamente se recostó para que lo acariciaran.

Le pusieron una correa y por fin fue liberado, recibió el primer paseo en toda su vida de la mano de personas que se preocupaban por su bienestar, y fue llevado al veterinario, quien descartó cualquier problema de salud a pesar de su encierro.

Gracias a su increíble personalidad, poco tiempo después de ser rescatado, Pip logró encontrar una nueva familia donde está siendo tratado como realmente lo merece, con mucho amor.

Ningún animal debería aguantar el encierro y menos a la intemperie donde se encuentran expuestos a condiciones climáticas adversas.

Por fortuna, Pip nunca más tendrá que preocuparse por sentirse atrapado, y ahora disfruta de todas las comodidades de un hogar. Comodidades con las que todo perrito debería contar a lo largo de su vida.

FUENTE: NOTAS DE MASCOTAS

Te puede interesar