Argentina y el aislamiento eterno propuesto por Fernández

Opinión 29 de junio de 2020 Por Dr. Omar De Marchi - Diputado Nacional
Columna de opinión del Diputado por Mendoza Dr. Omar De Marchi sobre la cuarentena establecida por el presidente Alberto Fernández
ARCHI_REL_755824

En Argentina, la cuarentena es sinónimo de improvisación. No hay plan, no hay programa de salida. No saben cómo seguir. Faltan 2 semanas, para que nos digan que faltan 2 semanas, para decirnos que faltan 2 semanas. El presidente Alberto Fernández está en un laberinto.

Hasta que haya una vacuna, el Covid19 convivirá con nosotros y con el mundo. ¿Y entonces? ¿Decretamos cuarentena permanente? ¿No salimos nunca más hasta que aparezca la vacuna? A continuación, y sólo para dejar en evidencia el absurdo del camino oficial, imaginemos escenarios:

La vacuna todavía no existe, y nosotros ya llevamos más de 100 días encerrados. ¿Cuándo estará disponible la vacuna? En 2 meses, 4 meses, 10 meses, ¿quizás 2 años?. Y cuando exista, ¿cómo será el proceso sobre su fabricación a escala industrial? (vos seguís encerrado)

Cuántas vacunas se podrían fabricar por año: ¿10 millones de dosis? ¿100 millones? ¿1000 millones? No tengo idea, sólo sé que somos más de 8000 millones los humanos que pisamos la misma tierra. ¿Cuánto tiempo pasará para que haya una por cabeza? (vos seguís encerrado)

Y luego, una vez que la vacuna aparezca, ¿cuál será el criterio de distribución mundial? ¿Los países más pobres primero o los países involucrados en el desarrollo de la vacuna primeros? En qué orden estará Argentina: ¿Al principio, al medio o al final? (vos seguís encerrado)

Y una vez llegada a la Argentina, ¿por dónde empezarán? ¿Por los Insaurralde de Puerto Madero o por los QOM del Chaco? Y en nuestro caso, Mendoza, ¿llegará de la misma forma que envían los fondos? Primero a los gobernadores amigos, y si algo queda, ¿al resto? (vos seguís encerrado)

Esta sucesión de hipótesis casi absurdas deja en evidencia que la vacuna para “todas y todos” tardará un tiempito en llegar a tu Centro de Salud. 1 o 2 años, con furioso optimismo. Y entonces, ¿aislamiento anual?, ¿hacemos sólo un anuncio cada 31 de diciembre? (vos seguís encerrado)

La sucesión indefinida de cuarentenas muestra la falta de un programa inteligente, serio y audaz para salir del aislamiento y convivir con el virus de manera programada. No creo que haya mala fe, si creo que hay una insoportable mediocridad. (vos seguís encerrado)

Si querés que no haya accidentes de tránsito, prohibí los autos. De lo contrario, pintá las rutas, poné semáforos, etc. y los accidentes disminuirán, pero podrás manejar tu auto. El aislamiento sigue esa lógica absurda. ¿Nadie sale, hasta que aparezca la vacuna? (vos seguís encerrado)

No hay Plan Económico ni Equipo, todo se cae a pedazos, la actividad privada se derrumba. Imagínate si tienen algún plan para el Virus que no sea el aislamiento. Alberto Fernández está en un laberinto, inmóvil, esperando que Cristina le diga cómo seguir. 

El camino de ella es el abismo.

Te puede interesar