Tener éxito en la vida es que tus hijos crezcan siendo buenas personas

Superación 31 de mayo de 2020 Por Mª José Roldán para Etapa Infantil
La importancia de criar a nuestros hijos con esta visión tan importante
hijos-buenas-personas-700x467

Es posible que en tu día a día, la maternidad o la paternidad sea una pendiente empinada que te cuesta subir. Quizá haya días que pienses que no lo haces bien y que incluso, te acuestes llorando por la noche porque piensas que estás fallando en algo, aunque no sepas en qué. Si esto ocurre, ya podemos decirte que lo estás haciendo bien, porque estás intentando hacer las cosas lo mejor que puedes cada día.

Pero nadie es perfecto, nadie puede decirte que lo que haces cada día en la educación de tus hijos está bien o mal, porque tú haces lo que puedes, cómo puedes y siempre pensando en su bien. Quieres que crezcan siendo buenas personas que han aprendido gracias a ti, a diferenciar el bien del mal.

Mejorar la convivencia
Primero educas a tus hijos para que la convivencia en el hogar sea buena, después, esa educación se extrapola al mundo. Quieres que tus hijos sean personas de éxito y sepan convivir con otros mientras escalan en la vida para conseguir los objetivos que se propongan. Por eso, tu objetivo desde que nacieron es que sean buenas personas y les inculcas buenos valores que además de contribuir a su buen desarrollo también contribuyan a ser buenas personas.

Enseñas a tus hijos a que sean responsables, a que estudien, a que hagan las cosas pensando en el bien con empatía hacia los demás pero sin olvidarse de ellos mismos. El mundo necesita personas que tengan un corazón capaz de conseguir que todo funcione mejor. Tus hijos pueden conseguirlo, necesitan tu guía diaria para que aprendan a actuar de la manera correcta y que tengan su vida bajo control.

Cómo conseguirlo
Cuando estudias puedes conseguir diversos títulos, pero el título más valioso que se puede conseguir no es en la universidad, es en la vida y es ser buena persona. Quizá te estés preguntando cómo puedes hacer que tus hijos se conviertan en buenas personas… La buena noticia es que está en tu mano que así sea. Te damos las claves para que tus hijos sean buenas personas en el futuro, ¡toma nota!

Primero cámbiate a ti mismo
Lo primero que tienes que hacer para que tus hijos se conviertan en buenas personas es cambiarte a ti mismo. Tú debes ser el mejor ejemplo. Si gritas, les riñes, les pegas, te desesperas o te irritas demasiado deprisa, es complicado que después les pidas a tus hijos que se comporten bien. Si quieres que se comporten bien, debes ser el mejor ejemplo a seguir.

Enseña sobre salud y estado de ánimo
Los niños deben aprender desde pequeños que la salud y el estado de ánimo van agarrados de la mano, por eso hay que cuidar la salud y evitar a toda costa una vida sedentaria. Una vida sin movimiento solo llevará a tener problemas físicos y emocionales… el ejercicio es una buena manera de conseguirlo. Incluso tan solo caminar 30 minutos cada día es más que suficiente para sentirnos bien.

Que no les falten intereses
Los niños saben que tienen la responsabilidad de aprender en la escuela, pero la vida es mucho más que eso. Por este motivo, es importante que les ayudes a encontrar sus intereses, aquello que les motiva por encima de todas las cosas o aquello que se les da bien y que ellos no se habían dado cuenta aún.

Por supuesto, no llenes su agenda de actividades solo para descubrir qué le interesa, simplemente usa la observación sobre aquello que crees que le podría interesar: artes, deporte, ciencia… son muchos los campos en los que puede desarrollar todas su habilidades y su potencial. Una actividad que aporte disfrute también ayudará a forjar la disciplina tan necesaria para tener éxito en la vida.

La importancia de ayudar a otros
Es importante que enseñes a tus hijos la importancia de ayudar a otros, de ser proactivos y de ser buenas personas con cualquiera, aunque no sepan correspondernos de la misma forma. Los niños deben aprender a ser independientes pero también tolerantes y saber respetar las diferencias y es que gracias a ellas, tenemos el regalo de la diversidad en la humanidad.

Por favor, perdón y gracias
Si hay algunas palabras importantes en el vocabulario éstas son: por favor, perdón y gracias. Los niños deben aprender a reconocer a otros como sus iguales, a reconocer sus errores y a aprender de ellos y sobre todo, a través de la empatía deben tener la gratitud suficiente para mostrar agradecimiento por los pequeños detalles de la vida. Así, se sentirán mucho mejor consigo mismos y con las personas que tienen a su alrededor… además de con la vida que tienen.

Unas relaciones sociales saludables y una relación sana con uno mismo, requiere trabajo y esfuerzo, pero merece la pena a corto y a largo plazo.

FUENTE: www.etapainfantil.com

Te puede interesar